Saltar al contenido

Codex Futura, Samain, Castora Herz: confrontar la modernidad con la fuerza de los ancestros, traer a los antepasados a bailar a la pista 

Tiempo de lectura: 7 min

Carmen Abril / Textos cedidos por Samain

 

El sello discográfico de vanguardia ibérica Samain Music, localizado en Ampudia, en la comarca palentina de Tierra de Campos -donde reside su fundador, Castora Herz- presenta el recopilatorio Codex Futura vol. III, donde se exploran los nuevos sonidos ibéricos. Pero vamos por pasos …

¿Qué es Samain Music?

Samain Music es un sello discográfico fundado por Castora Herz en el Berlín del 2019 con el objetivo de dar a conocer en Centro-Europa la amplia gama de tradiciones musicales ibéricas, y de mezclarlas con diferentes estilos de música electrónica. 

 

En 2021, para poder profundizar en la cultura musical popular ancestral de la península, decidió deslocalizarse de la gran ciudad y mudarse a la España vaciada, en concreto a la villa de Ampudia, desde donde ha seguido su trabajo de investigación, recopilación y promoción de las tradiciones musicales de la Península Ibérica y su acomodo a los nuevos instrumentos y corrientes estéticas de hoy en día como medio para acercarlas a las nuevas generaciones.

 

Samain Music trata de ser un punto de encuentro entre lo arcaico y lo vanguardista, lo rural y lo cosmopolita, lo interior y lo periférico, lo puro y lo viciado… con la música electrónica como hilo conductor y una perspectiva experimental, ritualística, profunda y reverencial.

 

Samain Music celebra lo transcendental, lo profundo y hasta lo tenebroso que hay en la tradición cultural ibérica, rescatándolo y adaptándolo a los usos y costumbres contemporáneos, mediante herramientas y tecnología propia de la música popular actual.

¿Qué es CODEX FUTURA VOL III?

Después de dos años desde la publicación de su último CODEX FUTURA, Samain vuelve a la carga con una nueva compilación que explora a través de la música electrónica las diferentes sensibilidades musicales de la península Ibérica, donde los artistas confrontan la modernidad con la fuerza de sus ancestros.

 

Codex Futura vol. III cuenta con 11 temas provenientes de diferentes latitudes de la Península. Desde Andalucía tenemos a los mágicos Andreh y Manuela (Manuel Chaparro de Califato 3⁄4 y Andrea Santalusía), desde Asturias la mezcla de música urbana y tradicional de Llevólu’l Sumiciu en colaboración con Neurora, desde Castilla vienen Castora Herz con sus jotas electrónicas (en colaboración con el grupo del folk Tsacianés D’Urria) y el incombustible segoviano Killmanjarto que mezcla sonidos de dulzaina con drum’n’bass. Samain Music también apuesta por el lisboeta Kara Konchar, los valencianos residentes en Berlín y Amsterdam Barana, el leonés Ciril Vidal o el bilbaíno Silode.


Además, se estrenan dos nuevas propuestas que darán mucho que hablar: desde Valladolid llega Delameseta*, proyecto paralelo de folktrónica castellana del renombrado artista local Chacho Cósmico, al que este mismo año se ha sumado la voz y experiencia dancística de Lucía López, y desde Sevilla tenemos a Miraflorê, compuesto por el histórico dj Ion Din Anina y Javier Prieto, reciente ganador junto con Rocío Marquez, del premio a la mejor Canción Original de la Academia del Cine de Andalucía.

 


Por último, como en todos los Codex Futura, se presenta un proyecto de fuera de la península, en este caso los londinenses de raíces árabes Carthnage que hacen una adaptación junto con la madrileña Diana Vela de la mítica canción sefardí Morenika.

¿Quién es Castora Herz? Entrevista personal

foto de Miguel Sanchez Gonzalez

Máscaras de lechuza fuera por un momento, Castora, Alfredo, Zimi, nació en Villamediana del Cerrato, un pueblo muy pequeñito del que cuenta anécdotas tronchantes que no vienen ahora al caso. Con 9 años se fue a vivir a Palencia y después a Salamanca a estudiar (sociología). Allí fue donde, durante el último año de carrera, empezó a pinchar. Después marchó a Barcelona a estudiar sonido, pero entonces encontró trabajo como monitor y educador, una profesión de la que dice huir, pero que le persigue, como una subvocación irrenunciable. Aunque para irrenunciable la música. Siguió pinchando, bajo el nombre de Scooby Dub, se unió a músicos afines (siempre atraído por el espíritu de lo colectivo) y montaron el primer festival de Dubstep de España, Fun Dub. Corría el 2009. Abrumado ligeramente por su cargo como director de un centro infantil, confiesa, y prometiendo que no volvería a trabajar con niños, se fue a Madrid y estudió Ingeniería de Audio, después de lo cual, ya inundado completamente de pasión por la electrónica, se fue a Berlín. Nada más llegar, cuenta, volvió a encontrar trabajo como educador, a pesar de su promesa barcelonesa. 

En Berlín sale un poco del dubstep, y a raíz de sus amistades latinas empieza a descubrir la cultura y música latinoamericana y Scooby Dub deriva hacia un proyecto de Tropical Bass y Global Bass… pero un día, de pronto, la gran pregunta “¿Qué coño hago investigando en el folclore de Colombia o de Egipto o de…? voy a empezar a hacer la música de mi pueblo”. Y así se concibe Castora Herz. Castora era el nombre de su abuela y de ahí viene todo. 

Al poco de morir ella y en medio del Tropical Camp -un festi organizado por Guacamayo Tropical en Casavieja (Ávila), Zimi tiene una especie de revelación. Lo ve claro “¿por qué no hago música de la que le gustaba a mi abuela…?” Y así empieza Castora Herz. Ya no había marcha atrás. A partir de ahí, desde Berlín, y con la foto de Castora siempre en la cartera, empieza a investigar, igual que había hecho en el pasado con otras, sus propias raíces. Con su amigo Diego Piñeiro, descubren unos vinilos descatalogados de folclore de Castilla y de Salamanca… (en Berlín, lol) y comienzan a trastear con ellos y sacar samples y sale un proyecto que se llamó Villalar, con un EP de 4 canciones publicado como no en Samain.

 

Castora Herz había nacido. 

¿Por qué la lechuza?

 

“Para los antiguos, los animales nocturnos eran seres que se podían conectar con los antepasados: viven en la noche, en la parte oscura, y pueden tocar un poquito el más allá y traer mensajes de los ancestros. La lechuza, además, tiene ese movimiento de cabeza que gira de adelante a atrás, y ya los celtas decían que era un animal que podía ver el pasado y el futuro a la vez. Entonces era perfecto: el animal que trae a los ancestros a bailar con la música del futuro.”

Empiezan a salirle conciertos en Alemania y también en España como Castora Herz y entonces comienza a reunir gente: un chico que toca la bandurria, una jotera, un cantaor  flamenco…empiezan a investigar el folclore ibérico. Hacen una pequeña gira y se da cuenta de que eso, más que una banda, es una escena. Empieza a hacer música con el cantaor, Juan el Juana, que termina siendo Código Jondo; con el que toca las bandurrias evoluciona en la Trova Hermética; con DJ Al-Andalus que toca el SAZ empieza a hacer un proyecto de música andalusí; por supuesto, el proyecto de folklore castellano de Villalar…. Vamos, que en vez de ser una banda, terminan siendo como 4 o 5 proyectos con los que Castora colabora y empieza a pensar el lanzar un sello para editar todos esos proyectos. En un sótano en medio del barrio de Neukölln en Berlín, todos ibéricos y todos empezando a interesarse por lo suyo, por sus raíces. En realidad, me cuenta, el local era una especie de coworking: abajo estaban los que hacían música y arriba los diseñadores, pintores, etc… como el diseñador de Samain, Ruben López Mata. ”Ahí nos tirábamos días y noches enteras, iba pasando la gente, artistas ibéricos que investigaban en sus raíces como Granha de Galicia o Birdzzie de Portugal, grabábamos cosas con unos, con otros… También investigábamos a través de la wikipedia, o el youtube, y aprendíamos ahí de dulzaina, de pandereta, de María Pacheco, de Agapito Marazuela, de la Paquera de Jerez… y  lo sampleábamos todo…”

Castora Hernández

 

Hablando y hablando, todo nos lleva siempre a su abuela Castora. “Ella era una mujer de Tierra de Campos, cuyo padre era gitano, así que tenía mucho del folclore ibérico metido en el alma”. Ella se apellidaba Hernández y Herz, además de ser un apócope de Hernández, significa corazón en alemán. Castora representa el folklore y Herz la electrónica, pero desde el sentimiento, desde el corazón. “Y ahí es cuando hace todo ¡clash! y se ensambla, ya tengo el nombre.”

Castora en los años 50, con 25 años
mural de Castora realizado por Fumantwo

¿Qué te gustaría que fuese Samain Music dentro de 5 años?

 

Ostras…pues un vórtice. Un vórtice de conexión con los ancestros y con la identidad de cada unx de lxs involucradxs, un vórtice que les capacite para conectar con la música de sus antepasados y también con el momento actual que vivimos. Con eso valdría, con que la gente lo sienta así. 

¿Por qué crees que son tan importantes los antepasados?

Porque te bocetan, a nivel personal. Aunque luego tengas tus propias características … de alguna manera, en base a ellos y ellas es cómo se desarrolla tu personalidad y tu vida. La herencia (cultural o genética) es algo que no se escoge, es algo que viene dado, con lo bueno y lo malo que puede tener eso, pero el hecho es que te perfila, aunque luego tú no estas obligado a nada, puedes elegir con qué quedarte, no es blanco o negro, pero si es tu….como dice vetusta Morla, cable a tierra.

 

(no le entiendo bien)¿Que hable la tierra?

 

No, cable a tierra, pero también, que hable la tierra, jajaja. Es como limpiar una casa antigua. Te quedas con lo que te nutre. Y hay cosas que se desechan y se quedan en el pasado y otras que podemos traer aquí y nos hacen falta. Yo cuando pincho lo hago con el anillo de mi abuela Castora, con el de mi madre Luz, y con el de mi abuelo Alfredo…de mis muertxs… Y así, me siento una especie de Médium, me pongo los anillos, me convierto en la lechuza y traigo a mis antepasados a bailar conmigo en la cabina, y te traigo a lxs tuyxs a la pista de baile para que bailen contigo. Es de alguna manera un ritual, por eso monto mi altar en el escenario, es como una especie de agradecimiento a mis diosxs, a mis héroes y heroínas y a mis difuntxs.

 

Entonces, como vórtice, cualquiera puede acudir a Samain Music y decir: oye tengo estas canciones, este proyecto….

 

Cualquiera, efectivamente. Se nos puede escribir y enviarnos material a info@samainmusic.com y lo escucharemos con mucha atención.  En Samain Music entra cualquier tipo de música de raíz ibérica mezclada con cualquier estilo de música electrónica, aunque nos gusta más bien la que es oscurita jejeje

Algún festival tendrá que caer con todos los artistas de Samain….

 

Bueno, de momento estamos empezando a hacer una fiesta que se llama Samain Club, lo hemos inaugurado en Madrid el pasado 1 de Junio junto con El Naán, y vamos a hacer una en Valladolid el 30 de septiembre presentando a Delameseta y estamos trabajando para ampliarlo a otras ciudades.

Para terminar, pregunta seria ¿por qué decidiste, estando en Berlín y teniendo éxito en la música, volverte para Castilla?

Bueno, intelectualmente, el viaje de regreso ya había comenzado mucho antes de venirme, date cuenta que ponerse a investigar sobre los comuneros y el pandero cuadrado y la soleá por bulerías desde Berlín… ya estaba queriendo decir algo sobre mi situación emocional con respecto a mi tierra. La verdad que las últimas veces que volvía en vacaciones y pillaba un bus o tren desde el aeropuerto de Madrid hacia Palen, se me saltaban las lágrimas con los campos de cereales o los atardeceres, o con la colegiata de Ampudia o San Pablo en Valladolid (con ésta casi que todavía me sigue pasando jajajaja).

 

Pero si buscas razones concretas, pues evidentemente la musical fue muy importante: me apetecía estar aquí donde se desarrolló y se sigue desarrollando esa música tradicional de la que me había enamorado, y conocer músicos, ir a conciertos, a cursos de percusión, todo eso. También hubo otras razones, como que veía a mis padres muy deteriorados y quería estar con ellxs o que probablemente sentía que mi tiempo en Berlín ya había acabado. Además, tenía ganas de vivir en un entorno rural después de tanto tiempo viviendo en grandes ciudades y en Ampudia mi madre tenía una casa preciosa, que ahora es la mía.

¿Y qué tal ha ido, ha sido como lo imaginabas, estás contento con la decisión?

Bueno, la vida nunca es como lo esperas obviamente,  han pasado cosas buenas y cosas malas como que se muriera mi mamá, pero en líneas generales estoy contento con la decisión y siento que estoy en mi lugar y que aquí me quedo

 

Entonces, ¿el balance final es positivo?  

 

Efectivamente, es un cambio enorme, pero sinceramente Ampudia me da exactamente lo que echaba de menos en Berlín: tranquilidad y silencio para conectar conmigo mismo, cercanía con la gente, con MI gente, un espacio grande para montar mi estudio y desarrollar mi proyecto… 

Además aquí he tenido la posibilidad de conocer y ver a muchos artistas de raíz con los que he aprendido mucho y colaboro, como El Náan, Sergio López, Kike Arias, Lucía López, Juan el Juana, Santi Sierra, el Sabu, Dennis Duffin…

Efectivamente, como DJ, quizás no es el mejor sitio porque estás muy desconectado y los viajes encarecen mucho el caché y termina repercutiendo en menos bolos y/o peor pagados, además de que en España se paga peor en general el oficio de DJ.

Berlín era un buen sitio para vivir de la música, hay muchísima oferta y además está a tiro de piedra de otras grandes ciudades como París, Amsterdam, Praga, Hamburg, Varsovia, Colonia, Frankfurt… etc, con lo que los viajes son más baratos y rápidos y en definitiva es más lucrativo y cómodo para el artista, pero aún así me siento muy contento de estar aquí, de ayudar a que mi tierra no se vacíe más, y de ser partícipe de este momento donde lo castellano (en plan bien) se está redimensionando y está viviendo un auge gracias a gente como vosotras, por ejemplo.

Glosario para entender

CODEX FUTURA

Se dice que los Codex Futura eran aquellos Códices Mitológicos con lo que se podía predecir el futuro, supuestamente forjados en Stonehenge. Julio Cesar se hizo con ellos al vencer a los últimos ejércitos galos en la batalla de Alesia del año 52 AC y se los llevó a Roma.

 

Cinco siglos después, los Códices fueron tomados por el rey visigodo Alarico I durante su saqueo de la capital del Imperio Romano en el 410 DC, permaneciendo en manos visigodas durante siglos que los llevaron a la península Ibérica tras su conquista de la Hispania romana, donde se pierde su rastro para siempre.

IBERIA

 

La Península Ibérica es un lugar especialmente rico en diversidad cultural. Dada su situación geográfica, a lo largo de los últimos 4 milenios ha sido conquistada o a ella han migrado una cantidad de pueblos incalculables. Desde el este : fenicios,  gitanos,  griegos, romanos; desde el norte : celtas, vikingos, pueblos germánicos como godos, alanos, vándalos, suevos; desde el sur, árabes, cartagineses, africanos, bereberes, judíos; y en los últimos 500 años desde el oeste se ha recibido una gran influencia venida de America… y todos ellos fueron en mayor o menor medida dejado su poso, que han convertido un territorio relativamente pequeño en un crisol cultural increíblemente rico y variado, con innumerables tradiciones diferentes y estéticamente muy potente.

SAMAIN

Samain era la festividad más importante que había en Europa, (donde predominaba la cultura celta excepto en Italia y Grecia) hasta la conquista romana. Una noche de luna llena al comienzo del otoño, considerada como el Fin de Año Celta, servía como celebración del final de la temporada de cosechas y contiendas armadas, así como se homenajeaba a las personas que fallecieron durante el año. Etimológicamente significaba ‘fin del verano’ y precedía a la estación Oscura.

 

En la fiesta de Samain, celebración hedonista y animista, se festejaba el tránsito del mundo de la luz y el dios verano, al mundo de la oscuridad y el dios invierno. Del mundo de los vivos al de los muertos. De la vanguardia a la tradición. Del mainstream al underground. Simbólicamente, representaba la Eternidad y daba paso a los días en los que la noche y la oscuridad predominaban, y los espíritus de los antepasados podían regresar más fácilmente. En la noche de Samain el tiempo quedaba abolido y Dioses, Héroes y Difuntos cobraban vida terrenal y compartían una velada de júbilo y celebración por el nuevo año junto con los Mortales a través de las artes mágicas desarrolladas por los Druidas y los rituales musicales que llevaban a cabo los Bardos.

 

Samain fue el festival más importante de Europa A.C… y estamos de vuelta!