Saltar al contenido

Propuesta cultural de Observatorio 2024 (Magia en Balboa)

Tiempo de lectura: 8 min

Texto: Carmen Abril

Fotografías: Guillermo Braga

Balboa no es un pueblo y ya está, porque es un pueblo mágico. El Observatorio no es un festival y ya está, porque es un festival mágico. Estas son dos cosas que se sabían ya, pero que hay que decir, porque la magia existe cuando se la ve, cuando se la nombra, cuando se cree en ella.

Nosotras creemos en Observatorio, pero no con una fe religiosa, creemos porque lo hemos visto con nuestros ojos. Hemos visto chavalxs  absortxs en talleres de escritura automática en bañador y con conciertazos de fondo, o aprendiendo cianotipia en una palloza, o haciendo una recolección botánica por el prado berciano mientras los señores se afanaban tranquilamente en cuidar las judías; hemos asistido a talleres de porrón, de bailar jotas…todo en medio de la dulce y alborotada desenvoltura de uno de los festivales más divertidos y cuidados en los que hemos estado.

Se puede hacer. Obviamente, hacerlo requiere un esfuerzo extra. Tanto por parte de la organización, que podría limitarse a ofrecer conciertos y ya, como hace la mayoría; como por parte de lxs asistentes, que podrían simplemente agonizar durante todo el día en su tienda de campaña a la espera de que lleguen los conciertos, como se hace en la mayoría. Hay que hacer un esfuerzo extra, la magia así lo precisa. Pero se hace. En Observatorio, unxs y otrxs ponen de su parte para hacer que ese fin de semana sea, en lugar de un pasatiempo, un encantamiento.

foto de Nico Rodriguez

Ojo, porque esto también hay que decirlo: la magia supone un esfuerzo y hay que usarla para el bien (esto lo sabe cualquiera que haya visto Sabrina, cosas de brujas) y de esto en Observatorio pueden impartir un seminario.

Precisamente por aplaudir y reconocer este esfuerzo, hemos venido a contaros un poco la línea cultural de este año. Desde Observatorio han decidido ampliar y profundizar la ya la amplia y profunda oferta de talleres, que ahora en un momento os contamos bien, y además salir por peteneras con dos propuestas finísimas, filigranescas (cada vez son magxs más expertxs y pueden hacer trucos más complejos y bonitos)

UN MAPA INTERACTIVO

“Se trata de un proyecto colaborativo que busca conectar el conocimiento de todxs lxs agentes que confluyen en el valle. El resultado es un mapa-archivo que reúne fragmentos del patrimonio inmaterial de la zona así como las experiencias generadas durante el festival, aportando una visión más consciente y abierta del territorio.”

A ver. Observatorio se llama así por algo. Por el increíble auditorio/observatorio natural en el que tienen lugar los conciertos de la noche, vale, pero también porque es un festival pensado para aprender a observar. Observar es uno de los verbos más bonitos que existen, por cierto. Es más que ver, y aún es más que mirar. Observar, se puede observar incluso con los ojos cerrados. Es una especie de mirada más reflexiva, más pausada, más reconcentrada. Observar es mirar y analizar, aunque quizá analizar no es la palabra, tan inquisitiva, cuando realmente lo que se hace cuando unx observa es dejarse inundar, llenarse todos los canales perceptivos de una realidad que está ahí, pero que de pronto, relajándonos, dejamos que nos permee y absorbemos (observamos) como por ósmosis. Observar Balboa y compartir con lxs demás nuestras observaciones es el objetivo de este mapa interactivo.

Es una idea preciosa y uno de los usos más chulos que se le pueden dar a esta locura en la que habitamos últimamente llamada RRSS. Pensadlo. En vez de compartir stories para gente que no está en Observatorio (y que, o no lo entenderán o morirán de Fomo), compartir lo que observamos con el resto de participantes del festival, que además, en el caso de Observatorio, al ser pequeñito, son personas con las que te cruzas una y otra vez, a lxs que llegas a sentir casi como compañerxs de un alocado y libre campamento de verano. Con el mapa común no sólo se pueden descubrir rincones, sonidos, cosas…también pueden descubrirse personas. Aunque esto ya es cada unx. Podéis aprender a usarlo indagando un poco en la web

UNA MESA REDONDA

“¿Una mesa redonda en un festival? uf, qué pereza, no sé qué…”chiquis. Una mesa redonda es como escuchar un podcast en vivo. 100% puro chillness. Es en la Casa de las gentes (que ahora os contamos un poco mejor también), justo al lado de la campa donde son los conciertos (¡EL SÁBADO A LAS 15:00!). En la mesa participan lxs talleristas y algunxs organizadorxs y es una actividad muy buena si a)no he podido ir a todxs los talleres que quería y me he quedado con pena b)quiero conocer un poco más acerca del desarrollo de un festival enfocadísimo en las buenas prácticas. Quizá soy curiosx, quizá también organizo eventos y quiero inspo, quizá simplemente quiero desconectar un rato del solazo y porqué no de mis colegas…cada quién por lo que sea, pero es una apuesta muy chula y esforzada, así que, ante la duda, ir.

LOS TALLERES

Los talleres de este año se separan en dos vertientes.  Como a nosotras nos gusta: lo mejor de los dos mundos (Hannah Montana, siempre). Por un lado, hay una línea etnográfica, tradicional, enfocada a entender el territorio desde el territorio, “Conoce Balboa”. Por el otro, una línea más moderna y loca, desenfadada y gamberra, “Ficciones”. Ellxs explican esta dualidad muy bien aquí “Buscamos adentrarnos en la herencia cultural de Balboa y sus habitantes, así como tratar de ampliarla gracias a una mirada ajena, manteniendo un diálogo entre lo contemporáneo y lo rural. Por un lado, colaboramos con distintos colectivos y agentes locales para aprender con ellxs un poco más del entorno; por otro, otrxs artistas y sus propuestas nos ayudan a pensar en realidades alternativas a la de Balboa durante ese mágico fin de semana.”

Nosotras las hemos rebautizado “la vertiente enraizada y la vertiente libre” (y es que lo bonito es precisamente sentirse de las dos maneras).

Enumeramos primero los talleres, empezando por la vertiente libre, para que calculéis a cuál vais a ir según los tiempos, y los desarrollamos abajo, con textos proporcionados por el festival, para hacer más difícil aún la decisión:

Talleres de la vertiente libre (Ficciones)

VIERNES 11:00: Instrucciones para bailar como un bosque

VIERNES 12:00: Rocografías y estenopinos 

VIERNES 14:30: Techno facial 

SÁBADO 12:30: Relatos post realistas de un posible valle

Talleres de la vertiente enraizada (Conoce Balboa)

VIERNES 13:00: Paseo de mapeo colaborativo

VIERNES 13:00-16:00 Puertas abiertas de la Casa de las gentes

SÁBADO 10:030: Ruta botánica 

SÁBADO 12:30: Un mego colectivo

SÁBADO 13:00: Fantasía deportiva interrural berciana

Talleres de la vertiente libre (Ficciones)

TECHNOFACIAL

– Cuenta la leyenda que en las fiestas medievales de Balboa, hace muchos muchos años, un fenómeno cautivó a todos los vecinos.

– Durante una cálida madrugada de junio, una pequeña luz se iluminó en el cielo y comenzó a sonar un sonido rítmico muy extraño, nunca antes escuchado. Todos los vecinos salieron a la plaza a observar y comentar tal fenómeno. En ese preciso momento, a las 4:12 de la madrugada, cuando todos los vecinos observaban ese extraño resplandor y oían aquel insólito ritmo, quedaron petrificados de cuello para abajo, solo podían mover la cara.

– Cuentan los más longevos de la zona un refrán de aquellos tiempos que dice:

«Balboa estival madrugada

ese beat petrificaba

como de Medusa la mirada

una vez te iluminaba

el cuerpo ya no danzaba

el alma paralizada

danza que danza niño

solo con la cara»

– Pasadas varias horas el hechizo se rompió, y todos los vecinos, atónitos y liberados, comenzaron a correr de alegría por el pueblo. Algunos declamaban a ver presenciado un milagro. Otros afirmaban nunca antes haber sentido tan liviano su propio cuerpo. Todos se embriagaron y bailaron hasta el amanecer.

Lamesacolectif lleva varios años investigando este distópico folklore del más profundo Balboa tratando de entender, porque más de 700 años más tarde, cada 28 de junio sigue ocurriendo este misterioso fenómeno. En 2024 @nayaritfuentes_ y @ppaulamira investigadoras del caso, vienen al Festival Observatorio, que coincide en fecha con este sorprendente acontecimiento.

LPR Mag

RELATOS PARARREALISTAS DE UN POSIBLE VALLE

– ¡Juguemos el pararrealismo en Balboa! Te invitamos a participar en un taller de escritura para crear historias donde mezclar lo cotidiano con los mitos de la región. Nos inspiraremos en el paisaje y la cultura de este pueblo.

– ¿Conoces el mito colectivo de la venganza de Balboa? El día más trágico del pasado de este pueblo, los árboles centenarios y la fauna que rodea estos montes. No sabemos que es verdad y qué ficción, pero todo al fin y al cabo es pararrealismo, si así lo quieres creer.

– Ya no se escuchan los lobos desde el pueblo, pero nos siguen viendo.

LPR Mag

INSTRUCCIONES PARA BAILAR COMO UN BOSQUE

– Entendamos Bosque como una comunidad, un ente vivo. Entendamos Bosque como hogar, refugio de la presa de caza, del monstruo temido y del ser mitológico. Entendamos Bosque como lugar en el que perderse, reunirse en secreto o enterrar vergüenzas y tesoros.

– En la espesura actos incívicos, lenguajes no humanos, y micelio en constante tráfico de información. Flora y Fauna conviven para dar sentido a ese lugar. Nada permanece quieto en esta metamorfosis a gran escala, que se da gracias a la transformación individual. Hay una sincronía silenciosa escondida en la maleza, un baile al que definir como mágico.

– Profundicemos en la consciencia física, a través de la expresión corporal. Desarrollemos herramientas comunicativas no verbales y una mayor empatía con el entorno. Exploremos la conexión del cuerpo con el medio, usando técnicas teatrales, técnicas de danza e influencias del yoga, entrelazando elementos de crecimiento, introspección y equilibrio.

– Respiración, música y sonidos: evitemos la palabra humana. Naturaleza como espacio, bosque como lugar: entremos a ser parte del ambiente. Danza, percepción y mirada: Herramientas de comunicación. La libertad es la única instrucción.

ROCOGRAFÍAS Y ESTENOTIPOS

– ¿Qué verían las piedras si tuvieran ojos? Esto es lo que intentaremos descubrir de la mano de @mv_xt y @altheamontenegro

– Construimos un modelo básico de cámara estenopeica para conocer cómo hacerlas en casa y tomamos fotografías en las que solo lo estático permanece.

– Lejos de la producción masiva de imágenes la fotografía analógica establece vínculos con la imagen a través del proceso que requieren para ser creadas. La construcción de la imagen, la elección del encuadre y el procesado del papel fotográfico responden a un ritmo lento, casi geológico.

foto de Nico Rodriguez

Talleres de la vertiente enraizada (Conoce Balboa)

RUTA BOTÁNICA

– Una Morteira es un bosque primigenio, que en las profundidades de los valles Bercianos se conserva en su estado original, acogiendo a diversas criaturas. Amenazados por la acción humana, estos bosques son cada vez más un tesoro a conservar.

– Desde A Morteira (asociación formada en 2005) educan y defienden los bosques y paisajes del Bierzo.

– Roberto y Fernando (dos de los integrantes de la Asociación) nos llevan a descubrir nuevos rincones en un paseo entorno a Balboa. Con ellos, a través de la observación y el reconocimiento, aprendemos de los usos autóctonos de las plantas que nos rodean. ¡Únete al paseo si quieres conocer de primera mano este paraje natural y cultural!

– Puedes ver su trabajo y experiencia en https://amorteira07.blogspot.com/

UN MEGO COLECTIVO

– Un mego es una cesta que se utilizaba para recolectar castañas.

– En Balboa, el mimbre y los juncos que se quitaban de los caminos de ribera servían para cestería. Junto a A Morteira, recorremos el pueblo para reconocer y recolectar plantitas de la zona, que luego nos servirán para hacer un mego colectivo de Observatorio.

@_iaari__, que hizo su primera cesta en un pueblito muy muy muy pequeño de Navarra llamado Arizkuren, siempre que puede se junta a tramar con amigas o grupos con cualquier cosa que haya alrededor, y en esta ocasión nos reune para trenzar y explorar las posibilidades de los materiales que nos ofrece Balboa.

FANTASÍA DEPORTIVA INTERRURAL BERCIANA (en verso)

– Se hace saber al público y al clero que una pequeña parte de este festival se dedica a la cultura popular.

– Juegos, cantares y competición total, para acabar bebiendo vino como si nos llegase el final.

– Os queremos enternecer con estos menesteres que a nosotros nos hacen tanto bien pero también queremos de ustedes que aprendan el noble arte de la llave, la rana y el tirar de porrón bien.

BALBOA OBSERVA: PASEO DE MAPEO COLABORATIVO

– «… mi abuelo decía eso, que llegaría un día que la gente se comunicaría sin necesidad de estar juntos. Y que también llegaría un día que la gente en algún sitio, alguna cosa se verían unos a otros. No había televisión, no había radio, no había de aquello y él ya decía eso».

– Nos sumergimos en el mapa online de Balboa observa con herramientas para escribir, fotografíar o captar sonidos que relaten las pequeñas historias que no aparecen en los mapas.

– ¿Si borrasen toda la información de google maps, qué te gustaría mapear?

CASA DE LAS GENTES

– Si os dais un paseo por Balboa, seguro que os llama la atención la magia y el encanto que se respira, en parte gracias a las criaturas esculpidas en madera que pueblan las calles. Ellas, junto al puente de los besos y el diseño de la Casa de las Gentes son obra de Domingo de Cantexeira.

– Os animamos a que os adentréis en este singular museo y disfrutéis de la obra de Domingo, la original mente detrás de las esculturas de castaño. Una oportunidad única de conocer de primera mano las tradiciones y leyendas que cubren Balboa de un encanto propio.

Nos vemos en Balboa, observadorxs...

En definitiva, hagamos que la magia ocurra. No todos los findes del año tiene unx la suerte de encontrarse en un valle encantado, acunadx por las fuerzas telúricas bercianas, por el mimo de unxs organizadorxs conscientes, por la música, por el hechizo…