Saltar al contenido

Un lugar singular

Tiempo de lectura 8 min

Ariadna Ferrer, Manuel Fraile y Helena López

Superando las utopías del siglo XX. 

Una nueva (e)utopía para el mundo que viene.

 

Se conoce como Singularidad Tecnológica1 al momento histórico en el cual la Inteligencia Artificial alcanza, para después superar, a la Inteligencia Humana y se estima que este hecho ocurrirá inevitablemente hacia el año 2050 (si no antes). A partir de este momento, entraremos en una nueva era de la humanidad que dará por finalizada la Edad Contemporánea y que dejará paso a un nuevo tiempo que llamaremos la Edad Singular.

Nos disponemos a proponer, en el contexto de este nuevo mundo, una utopía que sea capaz de superar el pensamiento utópico del siglo XX liderado por el Ernst Bloch2 y sus pilares estéticos fundamentales como Metrópolis3. De esta manera, nos adentramos en una nueva cosmovisión que podrá servir de referencia para la construcción de un futuro que los obsoletos modelos utópicos de que disponemos no son capaces de iluminar.

Nuestra propuesta en la Perdiz Roja de paradigma utópico para la Edad Singular aterriza en un pueblo abandonado de Castilla, en la histórica comarca española de Tierra de Campos. Este pueblo se llama Villacreces, y permanece abandonado y en ruinas desde los años ochenta del siglo pasado. La propuesta se fusiona con el entorno, con su rica cultura y su extensa historia, así como con los usos y costumbres de los castellanos -en concreto, de los terracampinos- para terminar construyendo una eutopía (buen-lugar) donde las proyecciones tecnológicas y filosóficas de nuestro tiempo culminan en un lugar ideal, pero a la vez realizable. Éste es nuestro Lugar Singular.

VILLACRECES, TIERRA DE CAMPOS Y EL MUDÉJAR CASTELLANO

Un Lugar Singular se basa cultural y estéticamente en las raíces castellanas y en las particularidades de la Tierra de Campos. Fruto de la colisión entre los mundos árabe y cristiano en la Edad Media, esta región del mundo sería el origen y epicentro de la Corona de Castilla. Esta Castilla, La vieja, que hoy es la comunidad autónoma de Castilla y León, se mantuvo en la vanguardia económica, cultural e intelectual de Europa y del mundo durante siglos hasta su posterior decadencia que se extiende hasta la actualidad. Esta región, que surgiría de la fusión entre el mundo árabe y el cristiano y que posteriormente también sería influenciada por América, que fundaría dos de las primeras universidades del mundo (Salamanca en 1218 y Valladolid en 1241) y que ejecutaría obras extraordinarias como el Canal de Castilla, es hoy una región despoblada y envejecida sostenida por la historia que la atraviesa.

Esta tierra de gente silenciosa, austera y honesta es la inspiración de Un Lugar Singular y desde su bagaje cultural, filosófico y estético proyectamos una nueva eutopía para la Edad Singular que aprende de la Tierra de Campos y que construye un nuevo futuro en el que soñar.

04PFCES36140_1
panel portada del proyecto

CÓMO DESCOLONIZAR LA NATURALEZA SIN VOLVER A LA TRIBU

 

Uno de los cambios de paradigma que planteamos en Un Lugar Singular es el de alcanzar un futuro de impacto cero en la naturaleza por la vía de la tecnología, en vez de por la vía de la renuncia. Queremos demostrar que la vía hacia un mundo ecológico no pasa por el retorno a las prácticas antiguas y menos eficientes, sino por el progreso hacia métodos de producción hiper-tecnológicos mejorados. En Un Lugar Singular no existen los coches, ni las carreteras, ni las granjas y ni siquiera los paneles solares o los molinos de viento. En este lugar, la Inteligencia Artificial y la Biotecnología permiten centralizar la producción en 4 plantas autosuficientes que no generan ningún impacto en la naturaleza:

 

• Una planta nuclear de fusión (no de fisión) para la energía.

• Una planta inteligente de reciclaje.

• Una planta de agua.

• Una planta de alimentos sin seres vivos explotados.

2 (2)
edit de Inés Garu a partir de uno de los paneles

CONSECUENCIAS DE LA BRECHA ENTRE ESPACIO Y TIEMPO

 

Un mundo sin carreteras ni coches no tiene que significar vivir en un mundo desconectado. En nuestro lugar singular, la movilidad en el pueblo está protagonizada por la movilidad eléctrica y el caminar bajo el paradigma de La ciudad de quince minutos4. Una movilidad que no contamina química ni acústicamente.

En el plano de las largas distancias, el lugar cuenta con una serie de dron-puertos desde los cuales viajar a las localidades próximas. De esta manera, una persona podría vivir en un entorno natural y sostenible, pero a la vez poder estar en pocos minutos en una localidad de mayor tamaño donde poder utilizar un transporte como Hyperloop que le lleve a las megalópolis en un tiempo total menor a una hora.

En este punto, la eutopía singular demuestra posible un regreso rural en el que la lejanía espacial de los grandes polos no significa una lejanía temporal.

 

LA POLÍTICA SÓLO ES POLÍTICA

Otro de los cambios fundamentales del paradigma de Un Lugar Singular es dejar atrás la afirmación de que ‘todo es político’. Cuando la política excede su propia esfera, es coartación de la libertad de las personas. La política fuera de la esfera de la política envenena y enfrenta a la sociedad, además de producir juicios de escasa profundidad a causa de la ceguera que provoca la ideología.

Por ello, en la eutopía singular, la política no excede el marco de la resolución de disputas en el espacio común o público. El Consejo es el máximo órgano político y se encuentra compuesto por nueve personas: dos de cada Colegio y una más del resto del pueblo. Cada uno de los cuatro Colegios surge del paradigma cuatripartito de sociedad donde las Artes, las Humanidades, la Ciencia y la Tecnología tienen el mismo peso. Cada 5 años, cada ciudadano votará a los dos representantes de su Colegio en El Consejo según su área de conocimiento. El resto de los ciudadanos que no formen parte de ningún Colegio votarán a un representante que tampoco podrá formar parte de ningún colegio. De esta forma, se eligen a los 9 consejeros que, en igualdad de condiciones, dirimirán los conflictos públicos del lugar.

El Consejo es el encargado de modificar y gestionar la Carta Magna que recoge las reglas fundamentales para la resolución de disputas. El Consejo se encarga, además, de gestionar la sanidad, la educación y la dependencia que son competencias públicas y gratuitas. Cualquier otra cuestión queda a la libre gestión de los individuos.

De esta forma, se logra confinar la política a su mínima expresión para que esta no gobierne, sino que medie y que administre. La única unidad de gobierno existente será el individuo que desarrollará su vida libremente en función de sus propios ideales.

 
04PFCES36140_2

EL LIBRE MERCADO FUERA DEL CAPITALISMO

Si hay dos expresiones que van de la mano en nuestros días esas son libre mercado y capitalismo. Sin embargo, en Un Lugar Singular proponemos romper la concepción de libre mercado como un paradigma económico capitalista y llevarlo más allá de las fronteras del mismo. El sistema capitalista neoliberal propone la supremacía de una serie de agentes que se mantienen en sus posiciones de poder gracias a la colaboración con los entes políticos y judiciales. En este contexto no existe ni competencia ni un mercado libre, se tratan de mercados tramposos y oprimidos por los poderosos. En la propuesta singular del libre mercado, éste se ciñe a su definición semántica: se trata de un espacio común libre donde

cada ciudadano ofrece algo a la sociedad y ésta libremente decide si acepta el ofrecimiento y a qué precio con unas reglas igualitarias.

Las utopías del siglo XX, y en especial de E. Bloch, siguen la tradición marxista y por tanto buscan una gestión centralizada de la economía (aunque pueda ser planteado como un paso intermedio). En un mundo en el cual la política solo es política y el poder de la misma está tan limitado, no tiene cabida una gestión centralizada de todos los recursos que ordene a cada ciudadano una tarea y que otorgue la recompensa que este poder estime oportuna.

Cabe destacar también, que la obsolescencia de los modelos clásicos comunitaristas se debe también a que la Inteligencia Artificial y Biotecnología han sido capaces de automatizar y digitalizar los trabajos con menor valor añadido. Es por ello, que se da paso a una economía del conocimiento total, donde las figuras del burgués y del proletario clásicas quedan obsoletas y sustituidas por un nuevo paradigma donde la igual accesibilidad al conocimiento iguala la partida de todos los proyectos vitales.

 
04PFCES36140_4

LOS CUATRO LUGARES SINGULARES FUNDAMENTALES 

En este apartado y a lo largo del proyecto desarrollaremos y dirimiremos la afectación de una nueva dualidad público-privada que supera las propuestas comunitaristas antiguas y que incluye lecciones aprendidas en las grandes urbes del siglo XXI y durante el confinamiento acontecido como consecuencia de la pandemia de SARS-Coronavirus-2 que ha afectado y sigue afectando al mundo.

 

2·1 Socialis locus.

 

El primero de los pilares de la eutopía de Un Lugar Singular es el Socialis locus o Lugar Social. En el pueblo, el Lugar Social por excelencia es la plaza. La plaza es un elemento clásico de las culturas mediterráneas que también participa en la cultura de Castilla y de Tierra de Campos. Los principales edificios e instituciones de la eutopía singular se encuentran en este lugar y se crea un espacio amplio donde diferentes actividades pueden realizarse simultáneamente. Cabe destacar que aquí seguimos de igual manera el modelo de la ciudad de quince minutos, situándose la plaza en el centro de referencia de nuestro pueblo de quince minutos.

 

2·2 Academicus locus.

 

Un mundo nuevo requiere de un nuevo sistema para educar a los ciudadanos del futuro. A través de la educación, podemos discernir los valores fundamentales sobre los cuales se construye la sociedad utópica singular.

Todos los niños desde que tienen 3 años hasta los 18, tienen que acudir a La Academia del pueblo. A lo largo de su carrera académica pasan por 3 ciclos:

• Un primer ciclo que dura 6 años, empezando a los 3 años.

• Un segundo ciclo que dura 5 años.

• Un tercer ciclo que dura 4 años, hasta los 18.

La educación se estructura en las cuatro áreas fundamentales del conocimiento que se trabajan en igualdad de condiciones: Arte, Ciencia, Tecnología y Humanidades. A los 3 años, el alumno trabaja las 4 disciplinas hasta que tiene 9 años con dos asignaturas por área.El objetivo de este sistema es romper el paradigma educativo actual, nacido en el siglo XIX y que busca formar adultos productivos en las áreas requeridas por el Estado. En la eutopía singular, cada persona es libre de desarrollarse según sus capacidades y, de esta manera, poder aportar lo mejor de sí a la comunidad.

 

2·3 Professionalis locus.

En los últimos tiempos hemos vivido una revolución en las metodologías de trabajo con la llegada de las tecnologías de trabajo remoto que han llegado para quedarse. En Un Lugar Singular recogemos las tendencias actuales, así como las lecciones aprendidas durante la pandemia de Covid-19 y el experimento masivo de teletrabajo que ha supuesto, para proyectar hacia el futuro un nuevo paradigma laboral que es capaz de resolver el equilibrio entre vida y trabajo.

En la parte sur del pueblo se encuentran las ruinas de un gran número de bodegas que, en su mayoría, han colapsado. En ese espacio-ruina se desarrolla el nuevo paradigma laboral de nuestro lugar singular que hemos convenido a llamar: remote coworking. En tanto que zoon politikón, el ser humano necesita de la interacción social en su día a día. Esto hace del trabajo remoto en casa insostenible en el largo plazo. También es insostenible el trabajo presencial con el consiguiente amontonamiento social en megalópolis contaminadas y generadoras netas de ansiedad. Así pues, lo que planteamos es la creación de unos espacios de trabajo donde las personas acuden en su día a día a trabajar de forma remota para empresas u otras entidades que no tienen que encontrarse físicamente en la misma localidad de su residencia.

Gracias a esto, el nuevo paradigma da un salto en la libertad laboral. Las personas ya no eligen sólo el dónde y el cómo, sino también el con quién. Gracias a estos espacios de remote coworking, los ciudadanos pueden ir a trabajar con sus amigos, familiares o compañeros de trabajo si así lo desean. Cabe destacar también que la disociación entre distancia temporal y distancia física posibilita los desplazamientos diarios esporádicos.

04PFCES36140_3

2·4 Privatus locus.

El último lugar fundamental de la eutopía es el Privatus Locus o Lugar Privado. Este apartado es en el que se vislumbra mejor el nuevo paradigma público-privado propuesto en Un Lugar Singular. En las utopías antiguas del siglo XX, en general, se plantea la desaparición de la esfera privada en favor de la esfera pública o política. Sin embargo, la ausencia de esfera privada impide el libre desarrollo de las personas por caminos divergentes de la mayoría social. Las mayorías sociales, los convencionalismos y los estereotipos conforman las reglas del espacio público-político y los individuos se ven obligados a someterse a las mismas si quieren participar de él. En el caso de la desaparición total de la esfera privada, se somete a las personas a una subordinación constante y total que anula el desarrollo interno y personal con las nefastas consecuencias que acarrea para la salud mental provocadas por este antinatural impedimento.

Es por ello por lo que la esfera privada es tan importante como la pública y es esta dualidad donde ambos elementos cobran el mismo peso sobre la cual se construyen el Lugar Privado y el Lugar Social. La cristalización de este concepto se puede observar en las manzanas del pueblo singular. En el centro de las mismas, existe un espacio comunitario donde pueden convivir y relacionarse los individuos. Pero, añadido a este concepto de manzana como espacio comunitario, existe un espacio privado, una terraza o jardín que crea el refugio social necesario para el equilibrio vital público-privado. Así mismo, las viviendas están pensadas como espacios unifamiliares privados.

1 (4)
edit de Inés Garu a partir de uno de los paneles

CONCLUSIONES Y REFLEXIONES FINALES 

 

Con objeto de concluir este ensayo, cabe realizar una reflexión final que sirva para asegurar el entendimiento de las líneas generales de este nuevo pensamiento utópico para el siglo XXI que ha sido construido desde cero y aterrizado en un lugar físico, un Raquis, para la construcción de una eutopía (buen-lugar).

Esta nueva utopía tiene la pretensión de imaginar un lugar ideal en lo que hemos convenido en llamar Edad Singular, la cual se dará en algún momento a partir de la segunda mitad del siglo XXI. Los dos elementos que atraviesan este nuevo mundo son la Inteligencia Artificial (que incluye disciplinas como la Robótica, el Machine Learning o el Natural Language Processing entre otras), y la Biotecnología (que incluye disciplinas como la Genómica, la Impresión de Tejidos o la Bioquímica entre otras). Así pues, considerando los avances actuales y el ritmo al que estos se producen, así como las proyecciones de desarrollo de ambas disciplinas a lo largo del siglo, incluso considerando las proyecciones más conservadoras, podemos imaginar un mundo que será muy diferente al actual y que necesita de nuevos imaginarios para ser construido para bien.

En este Lugar Singular se producen una serie de cambios radicales de paradigma a partir de los cuales construimos una nueva sociedad ideal en la que las tecnologías previamente mencionadas son las facilitadoras de un mundo donde los seres humanos son libres y superan las barreras que les limitan y ahogan en el mundo actual. Una de estas barreras superadas es la barrera físico-temporal gracias al avance de los transportes y que permite volver al mundo rural, donde se puede disfrutar de una mejor calidad de vida, sin tener que renunciar a nada. Así mismo, otro de los cambios fundamentales que se producen es la fusión de lo natural y de lo artificial debido al progreso de la Biotecnología de tal manera que se logra una existencia simbiótica entre el hombre y la naturaleza.

De la misma manera, planteamos unos nuevos modelos académicos, políticos y económicos que surgen como consecuencia del progreso tecnológico proyectado y que son rediseñados de cero casi por necesidad ya que, si bien en nuestro mundo empezamos a sufrir las ineficiencias de estos sistemas en su camino a su obsolescencia, en este nuevo mundo singular la obsolescencia es total y no tienen cabida ya. El elemento fundamental detrás de la concepción de estos nuevos modelos es el desarrollo de la libertad del individuo que ejerce como unidad soberana y que tiene a su disposición las herramientas para desarrollar una vida libre en todos los ámbitos.

En términos generales, proponemos Un Lugar Singular sin incapacidades gracias al progreso tecnológico y que avanza hacia una simbiosis orgánica con la naturaleza redimensionando su existencia y sus lugares a la escala humana.

 

1. (Gabilondo, 2016a) 2. (Gómez & Muguerza, 2018) 3. (Lang, 1927) 4.  (Moreno, 2020)